Qué tipos de confección de cortinas existen

Para los amantes de la decoración de interiores y para los que no lo son tanto, hoy os hablamos de un elemento decorativo que se ha convertido en un must para vuestro rincón de paz: las cortinas y sus accesorios. En Artecortina, como profesionales de la decoración del hogar, es un tema que está a la orden del día. Por eso, en nuestra tienda de cortinas en Málaga contamos con una amplia variedad de modelos a la altura de tus necesidades y gustos.

La capacidad de vestir ventanas, de filtrar la luz, y las opciones de colores, tejidos y combinaciones con otros elementos son solo algunas de las características por las que las cortinas brillan en la decoración de cualquier espacio. Sin embargo, entre todas estas particularidades, hay una que es esencial: el tipo de confección ideal.

Tipos y características de confección de cortinas

El primer paso para elegir la confección de cortinas más adecuada es analizar el estilo decorativo que deseas darle a tu hogar. Para ello, recuerda tener en cuenta el tejido con el que se van a confeccionar tus cortinas.

Partimos de la base de que el tipo de confección va a definir la personalidad de tus cortinas. Aquí, sería interesante conocer cada confección al detalle para poder elegir la más adecuada para ti. Aunque, es cierto afirmar que, cualquier tipo de confección siempre será buena opción.

Dicho esto, veamos detalladamente cuáles son los tipos de confección más demandados en el mercado: 

  • Lisa. Si buscas que el tejido de tus cortinas sea el principal protagonista, déjanos decirte que este tipo de confección es idóneo. Aunque, también es recomendable para cortinas opacas, si lo que prefieres es que el tejido impida el paso de la luz. Sin lugar a duda, su principal característica es que permite a la cortina estirarse del todo cuando está cerrada. Eso sí, te aconsejamos su uso con rieles en vez de barras. 
  • Fruncida. Todo un clásico que no falla. Este tipo de confección destaca por la cantidad de pliegues continuos que sobresalen en la parte superior. En este caso, para conseguir el fruncido de la cortina se necesita un poco más del doble del tejido. Finalmente, resulta ser un tipo de confección muy elegante utilizado para visillos o cortinas decorativas.
  • Tablas. Se llama así por la forma de sus pliegues. Por lo general, estas tablas pueden estar más juntas o separadas, a tu libre elección. No obstante, lo normal es que haya una separación mínima de unos pocos centímetros. A diferencia de la confección fruncida, las tablas requieren el doble de tela del hueco de la ventana.
  • Ollados. No son más que recortes circulares en los que se introducen aros metálicos para facilitar el deslizado de la cortina a través de la barra. Al igual que en la confección fruncida o de tablas, se necesita el doble de tela del hueco de la ventana. Como único inconveniente, mencionamos que este tipo solo se puede utilizar en barra y no en rieles.
  • Onda. Quizá sea la confección más moderna. Como su propio nombre indica, consiste en crear ondas con el tejido simulando los ollados, pero sin los recortes circulares. Aquí, el tejido queda sujeto a la barra o al riel (puedes utilizar ambos, aunque deben ser especiales para este tipo en concreto). ¿Su resultado? La creación de un ambiente elegante, limpio y ordenado. 
  • Presillas. Su confección consiste en sujetar las cortinas mediante presillas y no con ganchos. Para ello, solo se permite el uso de barras. Probablemente estemos ante la confección menos vistosa y atractiva.

Como ves, la variedad de confecciones de cortinas es casi ilimitada. También existen otros tipos menos demandados: fuelles, sin frunce, rizada, con lazos…

Ahora que conoces los tipos de confección de cortinas más importantes, te animamos a que conozcas nuestra tienda de cortinas a medida en Málaga donde te ayudaremos a que tomes la decisión más apropiada.

Te aseguramos que acertarás con la decoración de tu hogar, si eliges tus cortinas en Málaga

×

¡Hable con nosotros por WhatsApp!

× ¡Atendemos su consulta!