Aportando calidez a mi estancia con alfombras de rafia

¿Sientes pasión por la decoración? Si es así, déjanos decirte que este post es ideal para ti.

Todos sabemos que los pequeños detalles marcan la diferencia y que con tan solo realizar algunos cambios podemos dar ese toque especial que buscamos para nuestro hogar. 

Hoy hablamos de las alfombras, ese elemento decorativo que no puede faltar. Como sabes, su variedad es inmensa y en el momento de la elección puede que te surjan dudas a la hora de elegir cuál lucirá en estar tu salón, hall o dormitorio. Pues bien, en nuestra tienda Artecortina en Málaga contamos con un grupo de profesionales en la decoración del hogar dispuestos a asesorarte según tus preferencias y necesidades. Te invitamos a descubrir nuestro catálogo tienda de alfombras y tienda de telas, por supuesto siempre de la mano de una buena calidad, diseños innovadores y una exclusividad latente.

Pero nos gustaría hablarte sobre una de ellas en especial, las alfombras de rafia, la opción de moda elegida cada vez por más decoradores. Están compuestas de fibras naturales, flexibles y resistentes que proceden de una planta subtropical. Además destacan por ser impermeables y duras. 

Son ideales, sobre todo, para la época de la primavera al verano porque se trata de un material que soporta muy bien las altas temperaturas, lo que le permite refrescar la casa. Además, gracias a sus colores naturales, transmiten un estilo acogedor y moderno y trasladan a un ambiente rústico, campestre, cálido y relajado. 

A diferencia de otras alfombras, las de rafia, son aptas tanto para interiores como exteriores haciendo del suelo un lugar confortable y acogedor. 

Se diferencian dos tipos, la rafia natural y la sintética. La natural, al ser un material orgánico, es reciclable y sostenible. La sintética es muy fácil de limpiar y protege frente a la humedad. 

Ahora bien, aquí va una de las preguntas que puedes estar haciéndote, ¿cómo se limpia este tipo de alfombra? Debes tener en cuenta que es un material natural, por lo que, ¡ojo! con la utilización de determinados productos. 

Si la quieres conservar en buen estado, tendrás que limpiarla de la siguiente forma:

  • Para eliminar el polvo, aspira ambas caras de la alfombra y la superficie de suelo donde está.
  • Controla la humedad tanto de la alfombra como del suelo. En caso de haber fregado, espera a que se seque el suelo, si no lo haces, la alfombra puede llegar a pudrirse.
  • Para quitar manchas superficiales, lo mejor es que utilices agua con sal muy concentrada por ambas caras de la alfombra.
  • Por último y no por ello menos importante, el secado es fundamental. Es más, te recomendamos tender bien la alfombra al aire libre para desprender la humedad. 

En definitiva, las alfombras de rafia son una apuesta que está de moda pero que además, a nivel estético consiguen crear unos ambientes muy variados dependiendo del mobiliario y la luz que tengan las estancias.

Si deseas conocer más información sobre las alfombras de rafia, no dudes en contactarnos. En Artecortina en Málaga estamos encantados de poder ayudarte en todo lo que necesites.