Llega el cambio de armario de otoño

Octubre es el mes de la renovación de armario. Empieza este cambio vistiendo a tu armario con unas buenas cortinas de nuestra tienda de telas y cortinas en Málaga, que te vendrán de maravilla. 

Cómo cambiar tu armario, paso a paso

  1. Selecciona la ropa que se quedará en tu armario. No guardes toda la ropa que tengas. Si tienes dudas sobre qué retirar y qué guardar para la siguiente temporada, recomendamos que sigas el truco de la percha. Al principio, coloca todas las perchas del revés y cuando uses una prenda dale la vuelta al enganche. Así pues, cuando hagas el cambio de armario sabrás lo que no has usado y decidirás si retirarlo, donarlo o dárselo a alguien querido.

Eso sí, la ropa que no elimines, guárdala en bolsas al vacío o fundas de abrigo. También puedes utilizar cajas por si necesitas meter algunos complementos. 

  1. Con el armario vacío, limpialo bien por dentro. Aunque el armario tenga puertas o cortinas, su interior también coge polvo y ácaros. Primero, pasa el aspirador para quitar el polvo. Después, pasa un paño húmedo con un poco de jabón neutro por todas las superficies. Repite el proceso con otro paño húmedo para retirar posibles restos de jabón y, por último, seca bien las zonas que hayas tocado. 
  1. Redistribuye la ropa de la nueva temporada. Si tienes un armario tipo cremallera podrás jugar un poco con la altura de las baldas y las barras. Aquí, también puedes aprovechar para mirar si necesitas más separadores, perchas o cestos. Una vez lo tengas todo listo, comienza a poner prendas y accesorios. 

¿Cómo puedes hacerlo?

  • Guarda la ropa en vertical. Es la técnica  que mejor aprovecha el espacio de cajones o cesta de rejilla. Perfecta para camisetas, ropa interior, calcetines… 

Como consejo: las baldas más altas o bajas, úsalas para ropa y accesorios de otra temporada; la zona de barras para los vestidos y las chaquetas (si les pones fundas, mejor); y en las baldas más accesibles, coloca la ropa que más te pongas. 

  • Los zapatos, en cajas o bolsas. Lo ideal es que los guardes en cajas pero si no tienes, opta por las fundas de plástico transparente, de esta forma, los podrás identificar fácilmente. 
  • Los accesorios. Agrúpalos por estacionalidad y ponlos en cajas bien identificadas para saber dónde están. 
  • Los cajones. Divídelos por tipo: ropa de baño, vestidos… Coloca separadores en el interior para que no se mezclen. 
  • Por último, a falta de espacio dónde guardar tu ropa, aprovecha las paredes o las puertas del armario con cestos o colgadores para ellos. 

¿El resultado final? Un armario completamente limpio, organizado y funcional
Y recuerda que si buscas unas cortinas confeccionadas a medida para tu armario, somos tu tienda de telas y cortinas en Málaga, y estaremos encantados de atenderte.

×

¡Hable con nosotros por WhatsApp!

× ¡Atendemos su consulta!