Usos, ventajas y desventajas de acristalar tu terraza

Acristalar o no mi terraza, ésa es la cuestión. Seguro que alguna vez te has hecho esta pregunta. Dejar abierta mi terraza y sacarle partido o bien cerrarla y sacar partido al espacio que consigo.

Si has decidido acristalar y quieres cubrir los cristales de tu nuevo espacio, has llegado al lugar indicado, descubre todo en cortinas enrollables en Málaga.

Pero si tienes dudas y aún no lo tienes claro, aquí te contamos los usos, las ventajas y las desventajas de acristalar tu terraza:

Eso sí, la primera pregunta que debes hacerte es: ¿Para qué quiero usar mi terraza?

La terraza ha sido para muchos el único reducto de aire puro de la casa, y no, no nos referimos solo a la época de la pandemia, sino en general. Nuestra terraza puede ser el lugar donde salir a asomarse para ver el día, aunque sea pequeña. El lugar donde sentirte más cerca de la calle pero sin salir de casa. 

Sin embargo, para algunos la terraza puede ser solamente un espacio que no se utiliza y que termina acumulando cachivaches y porquería innecesaria. A veces se termina convirtiendo en una especie de “almacén” de todo lo que no nos cabe en casa y esta puede ser una razón que nos motive a cerrarla, para ganar más espacio y sobre todo, para aprovecharlo.

Por lo tanto empecemos por las dos desventajas que aquí nos parecen la más obvias:

– Perderás la luz natural que ofrecía la terraza a tu estancia.

– Perderás la posibilidad de utilizar el espacio para hacer actividades al aire libre. Tales como tomar el sol o disfrutar de una comida familiar.

A cambio de esto, lo que vas a ganar y que se convertirán ventajas para ti es:

– Tu casa se ha hecho más grande. Si acristalas tu terraza lograrás una estancia cubierta extra con la que antes no contabas. Eso significa que si por ejemplo, tu terraza estaba en el salón, tendrás un salón más grande que quizá puedas utilizar para poner la mesa del comedor. O ampliar a un sofá más o quién sabe, quizá establecer una zona más de ocio dentro de tu salón.

– Si acristalas tu terraza con ventanales grandes, seguirás disfrutando de claridad y además si llueve o vives en una zona con clima frío, podrás disfrutar de las vistas sin mojarte una gota ni pasar frío. Quizá esta nueva estancia pueda ser tu espacio para leer o para escribir (la inspiración llega en los sitios más inverosímiles).

– Ganarás más privacidad que teniendo la terraza al descubierto, máxime si optas por cortinas enrollables. Ocupan poco espacio, se limpian con facilidad y además se instalan más fácil de lo que se suele pensar. Echa un vistazo a nuestras cortinas enrollables en Málaga y encuentra la que más se ajuste a tu nueva terraza.

¡Listo! Ahora te toca la decisión más complicada: ¿Lo haré o no lo haré?